¿Cómo mitigar el aburrimiento de nuestros animales?

01/12/2021
Miriam Falgàs-Etòloga Cristina-Olivas Periodista

¿Qué podemos hacer para mejorar la vida de nuestros amigos durante las horas que nosotras pasamos fuera de casa? El artículo que Míriam Falgàs y Cristina Olivas han publicado para la revista GIDONA seguro que os será útil!

 

 

Puedes leer este artículo que originalmente publicamos en la revista GIDONA DICEMBRE 2021

Aunque a la mayoría de nosotros nos gustaría no tener que dejar solos a nuestros animales, la realidad es que se quedan solos durante 4, 7 o hasta incluso 10 horas al día. En este periodo de tiempo, el animal se aburre y lo puede expresar de diferentes formas: bordando, destrozando objetos o muebles, deshaciendo las plantas del jardín, etc. Es decir, busca formas de entretenimiento, de la misma forma que lo haría un niño pequeño. Si te preocupa la salud mental de tu compañero o quieres evitar alguna de las conductas que hemos mencionado anteriormente, he aquí algunas ideas que le ayudaran a amenizar la espera.

Los paseos y los juegos con él son dos de las actividades que más le ayudan, pero sabemos que quizás tu rutina diaria no te permite hacerlo tan a menudo como querrías. Por ello, es importante que tanto si tu animal de compañía se queda solo en el interior de la casa como en el jardín, le proporciones estimulación cognitiva; es decir, algún desafío que lo mantenga entretenido un largo rato. Por suerte, hoy en día existen juegos diseñados específicamente para mitigar el aburrimiento de los perros, gatos, aves, roedores, etc. que pasan tiempo solos o que son muy demandantes de estímulos. Por ejemplo, marcas como Kong® o Trixie® ofrecen una gama de productos que incluye desde juegos sencillos hasta rompecabezas más elaborados. ¡Hala! Haz una búsqueda por internet y encuentra los juegos que más le puedan gustar. Eso sí: escoge más de uno y siempre en función de la especie animal a quien va dirigido, y lee bien las instrucciones para que el juego proporcione al animal un aprendizaje progresivo. Si te gustan las manualidades, también los puedes crear tú mismo con materiales que tengas en casa. Por ejemplo, hazle agujeros a una botella de plástico y ponle comida diferente como alguna chuche, envuelve la comida con papel de periódico o congélala en bloques de hielo.

Estos retos, además de mitigar el aburrimiento, también son beneficiosos para que los animales se sientan satisfechos de haber resuelto un desafío, que imita las conductas naturales que seguían sus ancestros para conseguir comida. Ahora bien, es muy importante que la dificultad del juego sea escogida teniendo en cuenta los criterios de aprendizaje y la capacidad del animal. Por ello, siempre debes proponerle un juego sencillo y aumentar la dificultad progresivamente. También te recomendamos que la primera vez que le plantees el reto, estés con él supervisándolo para observar su comportamiento. Si ves que se rinde pronto porque no entiende el juego o no recibe ninguna recompensa, disminuye el nivel de dificultad. Tampoco es bueno que le des todos los juegos de golpe, preséntalos de uno en uno para que se concentre en cada uno de ellos y, una vez, los haya resuelto, retíralos.

En definitiva, se trata de proporcionarle desafíos nuevos que lo mantengan entretenido. Si los tiene siempre a su disposición, formaran parte de la rutina y no les hará caso.


Cristina Olivas  Periodista.

Miriam Falgàs  Etóloga. 

Información adicional